Volver a pensar el objeto-libro desde una perspectiva postestructuralista

Alías, Benjamin
General

El pasaje de la Edición del oficio a la disciplina convoca a repensarla como una actividad y una práctica social. En este sentido, desde una mirada sociológica, y en incipientes espacios de debate, se ha avanzado en pensar a la Edición a partir de sus instituciones constitutivas: público lector, editor, libro y autor. Se trata de matrices de realización social (Castoriadis) que conforman lo que muchos intelectuales han entendido como una verdadera cultura del libro (Chartier, Hesse).
Desde una mirada comunicacional, estos elementos constitutivos de la Edición están atravesados por la distinción entre soporte y mensaje, o bien entre medio y práctica comunicativa. Se puede entonces observar el eje conductor de estas prácticas como el encadenamiento de lo que Bajtín reconoció como una obra intelectual en proceso, construida a partir de la reelaboración de los géneros discursivos.
Es precisamente en torno al concepto de obra que en el campo de la teoría y la crítica literaria se han generado debates específicos que habilitan, desde una mirada interdisciplinaria, a repensar aquellas instituciones que se plantearon como propias de la Edición. En este marco, la propuesta es retomar el planteo postestructuralista, en este caso a partir de los trabajos de Roland Barthes; en particular, el eje obra-texto, y la función del autor y el lector. De esta forma se procura revisar las instituciones de la Edición y el objeto-libro, a partir de la noción de texto en relación con las problemáticas de la producción de sentido y las diferentes modalidades y experiencias de lectura.