Una bendición de Toni Morrison: la mirada no europea

Averbach, Márgara
General

Este trabajo analiza Una bendición de Toni Morrison como literatura mestiza, escrita en un idioma europeo, el inglés, al que se utiliza para expresar una visión no europea del mundo. Esta visión del mundo tiene importancia en todos los niveles de la novela, que destruye consciente y cuidadosamente pares binarios básicos de la cultura de los conquistadores europeos, entre otros: amo/esclavo, hombre/mujer, vida/muerte, libertad/cautiverio, escritura/oralidad. Ese antibinarismo es fundamental y explica desde la estructura narrativa con tres voces al muy peculiar uso de puntos de vista, pasando por las ideas básicas, las historias cortas y los motivos recurrentes que hilan la acción.
La relación de este relato sobre los principios de la esclavitud en el Sur estadounidense (la acción transcurre alrededor de 1700) con el presente es obvia ya en este ataque a las lecturas europeas del mundo. Como Beloved, Una bendición es tanto una descripción de los comienzos de la esclavitud en el Caribe, del cual forma parte el Sur estadounidense, como una reflexión sobre lo que George Jackson llama “neoesclavitud”, es decir la situación de los afro descendientes durante los siglos XX y XXI en los Estados Unidos.