Salutati y Loschi, la escenificación de una contienda

D’Alessandro, Julián
General

Coluccio Salutati, canciller florentino desde 1375 a 1406, publicó la “Invectiva in Antonium Luschum Vicentinum” en 1403 en contestación a un texto del mismo Antonio Loschi (“Invectiva in florentinos”). La fecha de publicación es crucial para la
comprensión del tono del escrito, pues un año antes había acaecido la imprevista muerte  del duque de Milán, Giangaleazzo Visconti, quien, luego de conquistar Boloña, amenazaba con derribar la soberanía de la república de Florencia. Es en el marco de este panorama histórico que se propone una lectura analítica de la Invectiva, con el fin de dar cuenta de cómo funcionan allí los diferentes procedimientos argumentativos. La principal es que en los géneros polémicos, como la invectiva, el político puede apropiarse de la “voz” de su antagonista a través de la “puesta en escena” de un diálogo ficticio y ejercer una judicatura donde los límites entre “evaluar”, “validar” y “definir” se difuminan. Para demostrar esto, se analizará el modo en que las correcciones formales que le hace Salutati a su oponente le permiten, a su vez, redefinir la cuestión de fondo: el concepto de libertad.