Mundialización y literaturas nacionales. Cuando la mundialización provoca un nuevo realismo: el caso Daewoo de François Bon

Gil, Solange
General

François Bon es uno de los autores más representativos del estado de la literatura francesa actual. Desde los años 80, una nueva generación de escritores ha recuperado lo real como preocupación fundamental combinando en sus textos el deseo de narrar el mundo contemporáneo –y, en particular, los problemas de la modernidad y las consecuencias de un nuevo orden económico– con una reflexión extensa sobre cómo renovar las formas literarias para acoger nuevos contextos. En este sentido, Bon ha edificado, a lo largo de los últimos años, una o Daewoo ra que podría pensarse como una gran ficcionalización de los fenómenos provocados por la mundialización. En Daewoo (Fayard 2004) aborda el cierre brutal de las tres fábricas de la empresa multinacional coreana instaladas en la región de Lorraine desde 1989 que supuso el despido repentino de 1200 trabajadores. Bon lleva a cabo una investigación que incluye un importante trabajo de campo donde enlaza testimonios de obreras –que se convertirán en monólogos de una obra teatral dentro del libro–, fragmentos de entrevistas, extractos de documentos varios y relato. No hay en sus modos de representación ni mímesis ni ilusión referencial sino que todo se presenta literalmente. Lo literario, entonces, emerge de una reconfiguración inédita de los fragmentos de vivencias y de las anotaciones del propio autor en su deambular por la región después del desastre. A partir de esto, nos centraremos en las reflexiones de Bon sobre una nueva concepción de la novela que en su obra deviene no sólo un espacio de hibridación genérica sino también un lugar para la memoria capaz de acoger las voces, los gestos, los sentimientos y los pensamientos más íntimos de los antiguos trabajadores –en su gran mayoría mujeres− que han perdido su lugar en la sociedad y en el mundo del trabajo.