La no-lectura, la incomunicación

Garayalde, Nicolás
General

 Desde que las teorías de la recepción comenzaron a incorporar la figura del lector como eje determinante de la experiencia literaria, la problemática de la objetividad y subjetividad se convirtió en eje de discusión para comprender la producción del sentido y los límites de la interpretación. Entre las teorías que proponían un modelo aún asentado sobre las estrategias y modalidades del texto (fundamentalmente de vertiente europea, como la Escuela de Constanza) y aquellas que asumían una posición aún más radical virada hacia una posición antitextualista (fundamentalmente en Estados Unidos, como el readerresponse criticism) la discusión involucró no sólo cómo comprendemos la lectura y nuestra relación con la literatura sino el carácter metodológico de su abordaje. Entre la sociología y la psicología, entre lectores hipotéticos y reales, entre comunidades e individualidades, los estudios sobre la recepción entraman un diálogo en pares dicotómicos que a menudo parecen indiferentes a contradicciones inherentes a sus posiciones. El trabajo aquí presentado pretende volver a la pregunta por la lectura y el lector sobre los problemas que enfrentan diversas teorías al asumir posiciones sociológicas (“comunidad”), textuales (lectores hipotéticos), psicoanalíticas (“identidad”) o incluso neurológicas (como el caso de Norman Holland). Sin embargo, nos concentraremos especialmente, en este núcleo de problemas, en una pregunta que se liga al concepto de no-lectura desarrollado por Pierre Bayard y compete a la crítica literaria en general: ¿es posible comunicar la lectura?