Cartas, videncia, Comuna: Rimbaud y la fabricación de “un salmo de actualidad”

Cámpora, Magdalena
General

Las llamadas “Cartas del vidente”, fechadas el 13 y 15 de mayo 1871, se ven tradicionalmente asociadas a las ideas de revolución literaria y política, aun cuando el término ‘revolución’ no aparezca nunca en los documentos. Esta lectura resulta de las fechas de las cartas, supuestamente redactadas en pleno período insurreccional de la Comuna de París; de la presencia de poemas intercalados que tratan el tema (en particular el “Chant de guerre parisien”) y de la posterior intervención de los surrealistas, que rápidamente se apropian de las cartas a partir de su tardía publicación, en 1928. Se trataba en ese entonces, para Breton, de asociar la radicalidad del proyecto estético de Rimbaud con su propio proyecto político, a fin de armar una genealogía de textos programáticos que asimilaran innovación literaria y revolución política. 

Ahora bien, los estudios de crítica genética sobre los manuscritos autógrafos de las cartas a Demeny e Izambard han demostrado que por lo menos la carta más larga, la del 15 de mayo, fue escrita con anterioridad a la Comuna, es decir que no se trata de una carta, sino de un texto inicialmente pensado por su autor como arte poética, reciclado y transformado en epístola en el momento más crítico de la insurrección. 

En este sentido, la carga revolucionaria de los textos, que permitió la asociación programática, característica del siglo XX, entre revolución estética y revolución política, proviene menos del contexto histórico, que de los recursos retóricos empleados por Rimbaud en la exposición de su poética.